El 20N NO debiste haber votado.

NO debiste apoyar con tu voto un sistema que utiliza la ley y la coacción para impedirte trabajar y vivir dignamente, en lugar de para garantizar que puedas hacerlo.

NO debiste apoyar con tu voto un sistema que utiliza la ley y la coacción para que impidas a otros trabajar y vivir dignamente, en lugar de para evitar que puedas hacerlo.

NO debiste apoyar con tu voto un sistema que utiliza la ley y la coacción para convertir tu fuerza de trabajo en mercancía y enriquecer a quienes te empobrecen comerciando con ella.

El 20N NO debiste haber votado, porque sabías que apoyabas la formación de otro gobierno títere en un sistema que continuará utilizando la ley para perjudicarte y que seguirá coaccionándote para que la obedezcas.

La democracia sigue necesitando tu NO. Tú también lo necesitas. NO colabores con quienes te impiden trabajar y vivir dignamente. NO impidas con tu colaboración que otros puedan trabajar y vivir dignamente. El sistema necesita tu SÍ para seguir destruyéndote. Di NO.

Anuncios