El 20N NO debiste haber votado.

NO debiste votar a un régimen que considera la fuerza de trabajo, es decir, al ser humano, como una mercancía. Un régimen que obliga al ser humano a venderse a sí mismo como una mercancía para comprar otras mercancías que le permitan seguir existiendo. Seguir existiendo para seguir vendiéndose como una mercancía y poder comprar otras mercancías que le permitan seguir existiendo. Seguir existiendo para reproducirse y que su prole lo reemplace en esa existencia cuando deje de existir.

NO debiste votar a un régimen que reduce tu existencia a la de una mercancía que se reproduce a sí misma. Una mercancía en constante competencia con otros seres humanos convertidos también en mercancía. Una mercancía que se cree tanto más libre cuanto más libre es el mercader que comercia con ella.

El régimen capitalista NO debió contar con tu voto para seguir comprando, vendiendo y desechando seres humanos como si fuesen mercancías. Recuerda eso cada vez que veas a uno de los desechados. Que tu conciencia te lo recuerde. Que no te permita olvidarlo.

Anuncios

El 20N NO debiste haber votado.

NO debiste apoyar con tu voto un sistema que utiliza la ley y la coacción para impedirte trabajar y vivir dignamente, en lugar de para garantizar que puedas hacerlo.

NO debiste apoyar con tu voto un sistema que utiliza la ley y la coacción para que impidas a otros trabajar y vivir dignamente, en lugar de para evitar que puedas hacerlo.

NO debiste apoyar con tu voto un sistema que utiliza la ley y la coacción para convertir tu fuerza de trabajo en mercancía y enriquecer a quienes te empobrecen comerciando con ella.

El 20N NO debiste haber votado, porque sabías que apoyabas la formación de otro gobierno títere en un sistema que continuará utilizando la ley para perjudicarte y que seguirá coaccionándote para que la obedezcas.

La democracia sigue necesitando tu NO. Tú también lo necesitas. NO colabores con quienes te impiden trabajar y vivir dignamente. NO impidas con tu colaboración que otros puedan trabajar y vivir dignamente. El sistema necesita tu SÍ para seguir destruyéndote. Di NO.

El 20N NO debiste haber votado.

NO debiste apoyar con tu voto un sistema que utiliza la fuerza pública para maltratar al débil, en lugar de para protegerlo del maltrato del poderoso.

NO debiste apoyar con tu voto un sistema que utiliza la fuerza pública para dejar sin vivienda al trabajador, en lugar de para dejar sin despacho al especulador.

NO debiste apoyar con tu voto un sistema que utiliza la fuerza pública para perseguir al estafado, en lugar de para arrestar al estafador.

El 20N NO debiste haber votado, porque sabías que apoyabas la formación de otro gobierno títere que continuará utilizando la fuerza pública contra quienes debería servir y proteger.

La democracia sigue necesitando tu NO. Si por tu cargo, profesión, empleo o circunstancia personal, se te pide que colabores en esa utilización de la fuerza pública o que la permitas, di NO.

El gobierno salido de las urnas el 20N NO gobernará, obedecerá. NO obedecerá a sus votantes, sino a quienes NO se han presentado a las elecciones. Obedecerá a quienes gobiernan sin presentarse. Obedecerá a quienes han secuestrado la democracia.

El partido ganador en las urnas el 20N NO cumplirá sus promesas electorales, cumplirá órdenes. NO cumplirá órdenes de sus electores, sino de quienes NO se han presentado a las elecciones. Cumplirá órdenes de quienes mandan sin presentarse. Cumplirá órdenes de quienes han secuestrado la democracia.

Votases por el partido que votases el 20N NO ganaste, perdiste, porque con tu voto ayudaste a los secuestradores de la democracia.

El 20N NO debiste haber votado si lo hiciste.

La democracia necesitaba tu NO.

La democracia sigue necesitando tu NO. Aún estás a tiempo.

El gobierno que salga de las urnas el 20N NO gobernará, obedecerá. NO obedecerá a sus votantes, sino a quienes NO se han presentado a las elecciones. Obedecerá a quienes gobiernan sin presentarse. Obedecerá a quienes han secuestrado la democracia.

El partido que gane en las urnas el 20N NO cumplirá sus promesas electorales, cumplirá órdenes. NO cumplirá órdenes de sus electores, sino de quienes NO se han presentado a las elecciones. Cumplirá órdenes de quienes mandan sin presentarse. Cumplirá órdenes de quienes han secuestrado la democracia.

Votes por el partido que votes el 20N NO ganarás, perderás. Gane el partido que gane, perderás, porque con tu voto habrás ayudado a quienes han secuestrado la democracia.

El 20N NO votes a los secuestradores de la democracia.

La democracia necesita tu NO.

El 20N NO votes o vota NO.